Piden informe por baja producción y alta presencia china en planta de YLB

Una diputada nacional y una asambleísta departamental de oposición pedirán informes por la baja producción de la planta de cloruro de potasio construida por CAMC y por la alta presencia de ciudadanos chinos en las instalaciones de Yacimientos de Litio Bolivianos (YLB) en el Salar de Uyuni. 

«Ya hemos pedido una ampliación del informe (sobre la baja productividad) y se ha solicitado a la YLB que se especifique la cantidad de personal chino trabajando allá, que nosotros calculamos al menos en un 20 por ciento», manifestó a Los Tiempos la asambleísta departamental de Potosí Azucena Fuertes. 

Por su parte, la diputada Luciana Campero indicó que se invirtió alrededor de 180 millones de dólares para una planta «que no está generando rentabilidad. Sin tomar en cuenta que el personal de todas estas construcciones son personal chino y no le están dando trabajo a la gente local». Por ello, anunció la petición de informes escritos.

Desde 2018, la planta de cloruro de potasio, construida por CAMC, no pasó del 16 por ciento de su potencial de producción que es de 350 mil toneladas.

Rastros de CAMC

El 17 de julio, la asambleísta Fuertes hizo una inspección a las plantas de YLB y encontró en el lugar letreros de CAMC. La empresa construyó la planta de cloruro de potasio en los años en que se destapó el escándalo de la exnovia de Evo Morales, Gabriela Zapata, quien era gerente comercial de la compañía china. 

El director de Investigación y Desarrollo de YLB, Salvador Beltrán, informó que sí se trabajó con CAMC para la planta de cloruro de potasio, pero que «no hay ninguna relación contractual actual».

El funcionario añadió que la planta de cloruro de potasio operará en cadena con la planta de cloruro de litio, la cual está en construcción. 

En este sentido, analistas advirtieron que la baja productividad de la planta de cloruro de potasio podría afectar a la puesta en marcha y productividad de la planta de carbonato de litio.

La asambleísta Fuertes dijo que en la inspección del 17 de julio se constató que la planta de cloruro de potasio no opera al 100 por ciento de su capacidad, y que lo mismo ocurre con las piscinas de evaporación. 

El analista en la industria del litio Juan Carlos Zuleta indicó que esto se debe a que YLB y el Gobierno boliviano aplicaron una tecnología que no funciona como se esperaba en los salares bolivianos. Éstos, por su entorno climático con menor radiación solar y mayor cantidad de lluvia, son muy diferentes a los salares en Chile.

Esto provoca insuficiencia de la materia prima para que la planta de cloruro de potasio opere al 100 por ciento.

 

La planta de cloruro de potasio costó aproximadamente $us 180 millones y no supera una producción del 16%.

Contratos

Dos plantas con empresas chinas

Las dos plantas industriales que operan bajo la administración de YLB fueron y son construidas por empresas chinas. La primera, planta industrial de cloruro de potasio, fue adjudicada por aproximadamente 180 millones de dólares a la china CAMC Engineering. La segunda, planta industrial de carbonato de litio, fue adjudicada a la Asociación Accidental Beijing Maison Engineering Company Ltd y China Machinery Engineering Coporation por un costo aproximado de 109 millones de dólares.

La asambleísta departamental de Potosí Azucena Fuertes considera que se debe tener información de la cantidad de funcionarios chinos, bolivianos y potosinos que operan en estas instalaciones. 

Los Tiempos

Comparta en las Redes Sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *