Desde la cárcel y vía celular, tres reclusos estafan y extorsionan

Tres privados de libertad estafaban, extorsionaban y atormentaban a jóvenes  desde la cárcel usando celulares y las redes sociales. Uno de ellos es investigado por la desaparición de Luz Gabriela, una adolescente de 18 años, a quien el recluso -según la denuncia de los familiares- la amenazaba con publicar fotos íntimas desde hace tres años.

“Se ha tomado la declaración informativa de uno de los reos del penal de San Pedro, el mismo manifestó que la joven desaparecida está con vida y conviviendo con una amiga, esperemos que esa sea la verdad”, afirmó la fiscal Zarina Guardia.

Según el reporte inicial, la adolescente aceptó la solicitud de amistad del interno en Facebook cuando ella tenía 15 años. El hombre la “enamoró” y la convenció de enviarle fotos íntimas, que luego usó para extorsionarla. La víctima desapareció el 12 de abril y la familia relató que en los últimos días su estado de ánimo se tornó “crítico” y, sin dar detalles, envió mensajes afirmando que se iría a vivir con una amiga por unos días.

La Fiscalía no descartó que los últimos mensajes fueron escritos por una tercera persona y que luego desactivo él celular. Tampoco se dio detalles sobre la identidad del reo, pero la familia reveló chats en los que se lee mensajes del interno hacia la víctima, en los que lanza amenazas contra su integridad física si no le envía sumas de dinero.

Régimen Penitenciario no brindó ningún informe, pero luego de identificar al delincuente, se realizó una requisa en la celda de esta persona y encontraron más pruebas de que él tenía otras cuatro víctimas. Chips, dos celulares, ropa íntima de mujer y documentos fueron hallados en la celda.

Víctima atormentada

En otro caso, también en el penal de San Pedro, un recluso, sentenciado por la violación a una adolescente de 15 años en 2019 y a quien secuestró por cuatro días para cometer el vejamen, localizó a su víctima en redes sociales y comenzó a amenazarla. El privado de libertad se sometió a un proceso abreviado y en agosto podría salir en libertad, luego de cumplir la condena de tres años y seis meses. La familia de la víctima está atemorizada.

Según el detalle del caso, sólo meses después de ser sentenciado y desde el interior de la cárcel  el delincuente en las redes sociales dio con su víctima y por Facebook comenzó a enviarle fotos de la casa donde vive ella y su familia, además de amenazarla con cometer el mismo crimen con su hermana y matar a su familia.

“Este hombre tiene antecedentes de asesinato y tráfico de drogas, ella (la víctima) está traumada, no sale de casa porque nos envía fotos como si nos vigilara en la calle. (El reo) tiene fotos con armas, de cómo se droga”, relató la madre de la víctima.

Camila

En un tercer caso, un interno del penal de San Pedro de Oruro captaba a sus víctimas a través de un perfil falso de Facebook con el nombre de Camila Ramírez Pereira, una supuesta estudiante de derecho en Santa Cruz. El recluso enviaba mensajes a varones, a quienes prometía relaciones sexuales y fotos íntimas a cambio de crédito para celular.

El interno fue descubierto durante una requisa sorpresa. “Para ti amor. Saliditas a sauna, ducha o motel. La hora Bs 100”, era una de las ofertas para los incautos.

“Resulta que el reo tenía varias cuentas falsas y todas de mujeres, en las que solicitaba la amistad en Facebook, luego de iniciar la charla, a medida que se ganaba la confianza de la víctima, lograba convencerlos para que le envíen tarjetas telefónicas de las tres empresas en el país a cambio de pactar una cita romántica y sexual”, explicó el director de la Felcc de Oruro, Yerco Rejas.

Esos hechos muestran que la seguridad al interior de las cárceles es vulnerada constantemente. Hace un mes se reportó sobre una feria de la droga al interior del penal de Palmasola, en donde la semana pasada se volvió a incautar bebidas alcohólicas y cocaína.
 

Fuga de detenidos

  • Violador Otro problema recurrente en Régimen Penitenciario es la fuga de presos. Solo en abril se registraron tres fugas de reos que burlaron a sus custodios o que usaron armas con las que se enfrentaron a la Policía. El 8 de abril, dos privados de libertad evadieron la seguridad de la cárcel de San Pedro de Oruro, en medio de la fuga fueron descubiertos y se activó un operativo de recaptura. Uno de los antisociales perdió la vida y dos policías fueron heridos con armas punzocortantes.
  • Montero La semana pasada se reportó la participación de un reo del penal de Montero en un atraco, quien luego de cometer el delito volvió al penal como si no hubiera pasado nada.

Página Siete

Comparta en las Redes Sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *